FECHA: 14 DE MARZO DE 2019
LUGAR: SALA UPLOAD (BARCELONA)
PROMOTOR: CHROMA NATION

El 2 de marzo de 2013 asistimos al The Pentagram Fest III de Valencia con General Surgery, Prostitute Disfigurement, Cliteater o Wormed, pero también a la defunción en directo de Vomitory. Los suecos nos aplastaron con la saña de siempre, pero no tardarían mucho en disolverse. Los aficionados al death metal old school que para nada le hacemos ascos al brutal nos quedamos huérfanos de la formación escandinava que más violenta se había mostrado con su música, del modelo de tanque que más amábamos de aquellas tierras, por extraño que les parezca a los diehard fans de Grave, Entombed o Dismember. Como Vomitory, ningunos. Por mucho que busquen, dentro de su generación no encontrarán nada más salvaje y vil.

En distintos episodios entre 2017 y el pasado año, la banda dio síntomas de volver a la actividad hasta que, ya para este curso, se confirmó una gira de retorno para celebrar su 30 aniversario. Nunca han tenido el cartel de los combos más laureados del estilo, pero aun así, los de Karlstad volatilizaron una sala Upload muy concurrida.

Los locales Human Carnage fueron los encargados de abrir fuego. También venían de un periodo de letargo en el que han aprovechado para renovar sus filas, y así, con la maestría de Carlos Leonardo al bajo, un chorro de voz digno de su tralla y la vuelta del batería original, los barceloneses dieron buena cuenta de lo cáustica de su propuesta. Enmarcados en ese brutal death a mil por hora que reside en las antípodas del slam, la particularidad que más les destaco es esa influencia del blackened de Belphegor, por ejemplo, dándole a sus temas una pincelada extra de abrasión y maldad. Igual su sonido habría precisado de mayor nitidez, pero a quién le importa cuando se asiste a semejante tromba.

Hyban Draco – Foto: Eduard Tuset

Ser la segunda banda en un cartel de tres grupos empieza a ser un papelón en la capital catalana, y es que, por desgracia, cada vez se estila más que la gente alargue sus pitis hasta la mitad de tu descarga. Los veteranos Hyban Draco también lo sufrieron esta vez, pero no pareció que les importara demasiado. A medida que más gente se fue interesando por su melodic black y blackened death, también pareció que creciera la negrura en torno Storms Of Desolation, esa última obra a la que más recurrieron sobre las tablas. Al final, trabajándose al público y contando con temas como ‘Rivers Of Flesh’ o ‘Dark Sides In Heaven’, lograron ganarse el preciado aplauso.

Vomitory – Foto: Eduard Tuset

Fue salir Vomitory y que aquello se pusiera del revés. Menudo vendaval, qué tremendo conocimiento de las artes extremas. Nunca ha hecho falta que lleguen al brutal death, pues su exacerbada agresividad viene de serie, es un todo ante el que sólo puedes rendirte. Erik Rundqvist y los suyos estaban exultantes, disparando sus melenas en plan molinillo con la facilidad con la que yo hago zapping, y luego, esa voz… y ese sonido que te traspasaba. ¡¡Pero qué cosa tan bestia!! Nos tenían a su merced, con las cervicales de paseo desde el primer guitarrazo, y es que, ¿quién puede resistirse a ‘Chaos Fury’ o ‘Terrorize Brutalize Sodomize’? Que su discografía es de lo más sólida y coherente y que pueden masacrarte con cualquier incursión en ella quedó perfectamente plasmado. Para cuando Vomitory terminaron no sabíamos ni dónde estábamos, ni cómo nos llamábamos, ni quién había tocado antes. Un acto criminal. Un homicidio premeditado. Un asesinato.

PAU NAVARRA 

Artículo anteriorChino Moreno ficha a Chelsea Wolfe para ‘Shadows & Light’
Artículo siguienteDanko’s Hall Of Fame – Van Halen