FECHA: 9 DE ABRIL DE 2019
LUGAR: SALA CARACOL (MADRID)
PROMOTOR: ROUTE RESURRECTION

Los californianos Stick To Your Guns regresaban a Madrid de la mano de Route Resurrection. Si en la última ocasión pudimos disfrutar de ellos como teloneros de los grandes Parkway Drive (a los que este año veremos en el festival en lo que será el show de producción más completa en nuestro país hasta la fecha), esta vez volvían con unos invitados de lujo: Get The Shot y Nasty, que harían los honores en esta cita tan esperada.

A pesar de programarlo un martes o de comenzar con un horario ciertamente temprano, la expectación por ver a las bandas era desbordante. Una increíble cola esperaba a las puertas de la Caracol para poder disfrutar no sólo del concierto, sino del espectáculo que todos nosotros íbamos a presenciar.

Los contundentes Get The Shot abrían con gran energía, tanta que nos era imposible creer que hacía tan sólo dos días de su paso por A Coruña. Con los primeros acordes de su set, el cual se nos hizo realmente corto, comenzó a formarse un gran círculo en la sala; todo un campo de batalla donde los más osados decidieron saltar y gritar, para reunirse en un pogo con algún que otro crowd-killer aguardando. Mientras esto sucedía, la actitud de los canadienses iba creciendo cada vez más, mientras tocaban temas de su reconocido LP No Peace In Hell. Y por supuesto, también regalándonos otros como ‘Blackened Sun’. Para cerrar este primer concierto y fuerte calentamiento, J-P Lagacé decidió ser sostenido, prácticamente de pie, por gran cantidad de fans, casi como un paso de la cercana Semana Santa, con una actitud triunfante. Get The Shot se había ganado definitivamente a todo el público. Pero la bestialidad de los directos de esta noche sólo había comenzado. Y es que resulta increíble ver la unidad que bandas de este tipo de géneros, que efectivamente cuentan con un público muy concreto, transmiten cada vez que vienen a España.

A pesar de ello, tras el concierto de Get The Shot, estaba claro, era un “todos a una”. Quizás una de las mayores explicaciones que podemos encontrar a este fenómeno, es el discurso sobre el que se basan todos estos grupos en sus directos. En ellos, tal y como promulgaron los propios Nasty, el racismo, machismo, homofobia o cualquier comportamiento de esta índole, queda claramente crucificado por todos ellos. Un discurso fundamentado en fuertes valores que defienden con la sencilla finalidad de hacer de nuestro mundo un sitio mejor en el que vivir.

Así fue y es como Nasty nos explicaba su música: “cuatro tíos haciendo jodida música, para un mundo realmente jodido”, o lo que es lo mismo, ‘At War With Love’, única forma de combatirlo y tema que efectivamente no faltó en el concierto. Canciones entre las que destacó también su ‘Zero Tolerance’, referente al discurso que hemos citado en el párrafo anterior y con el que invitaban a abandonar la Caracol a todo aquel que no respetara las diferencias de unos y otros.

Finalmente, después de dar protagonismo también a su público, el cual subía al escenario para probarse con Matt, y saltaba una y otra vez desde la tarima (algunos incluso con piruetas incluidas) bajo su salvaje beatdown, daban paso a Stick To Your Guns.

Ahora sí, Stick To Your Guns volvían a pisar el escenario de la capital, llenando la tarima de puro hardcore, directo desde Orange County, comenzando tras una intro con su tema ‘What a Choice Did You Give Us?’ de su álbum Disobedient de 2015. En un completo repaso a los mejores temas de sus anteriores álbumes, prosiguieron con el himno ‘We Still Believe’, que toda la sala coreaba a viva voz. Y tan sólo llevábamos dos canciones, cuando decidieron acabar de romper con ‘The Sun, the Moon, the Truth: Penance of Self’, tema que muchos de nosotros estábamos esperando como presentación de su último álbum, True View, que aún publicado desde 2017 continúa dando tantas alegrías.

Catorce temas fueron elegidos en un repertorio que alcanzaba hasta ‘Amber’, el cual dejaron prácticamente al final del concierto para sorprender a los seguidores más adeptos; un tema de 2010 que siguen exprimiendo del mismo modo en que continúan emocionándonos con sus últimos proyectos.

Tal y como comentábamos a lo largo del artículo, también Stick To Your Guns tenía un mensaje que enviarnos. Jesse Barnett, casi como un mesías que dirige a su pueblo hacia un camino mejor, nos habló sobre la responsabilidad que tenemos como nuevas generaciones, sobre alejarnos del mal, del poder que tenemos para cambiar las cosas a mejor y de cómo uniéndonos nos haremos mucho más fuertes para combatirlo.

Fue en los últimos temas cuando además, decidieron animar a todo el público femenino de la sala a verse reflejado sobre el escenario, subiendo a éste y potenciando así la imagen de la mujer y su importancia en la sociedad, y en este caso, en los conciertos de hardcore donde su presencia es tan respetable como la de un hombre, tal y como ellos mismos promulgan. Un gesto muy elegante que animó a subir a muchas mujeres que fueron recogidas por parte del público con el que hicieron crowdsurfing.

Si os estáis preguntando si temas como su gran declaración de intenciones ‘Against Them All’ o la imponente y emocionante ‘Married To The Noise’ faltaron, por supuesto, no lo hicieron. Y como no podían hacer de mejor manera, también cerraron con su canción emblema ‘Nobody’, que acabó por poner el broche a una noche de la que costará mucho reponerse. Sólo podemos decir, gracias, por volver a Madrid, por volver a promulgar vuestro mensaje y por hacer feliz a tantas personas, ni que fuera por estos instantes.

BLANCA GEMMA FUERTE

Artículo anteriorThe Menzingers terminan de grabar su nuevo disco
Artículo siguienteTHE LIZARDS – ‘Inside Your Head’