Inicio En Directo Crónica – Graveyard (Barcelona)

Crónica – Graveyard (Barcelona)

Acabamos rendidos a su causa, sumándonos a su perpetuo headbanging.

FECHA: 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019
LUGAR: RAZZMATAZZ 3 (BARCELONA)
PROMOTOR: GRAVEYARD

Al aparcar en Marina esa tarde, algo extraño flotaba en el aire. Calles solitarias, desangeladas, sin un alma vagando, y casi todos los garitos donde echar la previa chapados. Un panorama nada halagüeño que se materializó en el reducido número de personas que finalmente aguardábamos a que Orthodoxy abrieran fuego en Razz 3.

Ignoro si la resaca de las fiestas de La Mercè, el día lluvioso o la intensa actividad en directo de Barcelona tuvo algo que ver, pero lo cierto es que esta vez, y para mi sorpresa, la presentación en casa de Hold Back The Dawn por parte de Graveyard no se saldó con ese ambiente de gala al que nos habían acostumbrado últimamente.

¿Me lo pareció a mí u Orthodoxy dieron el show más largo de la tarde? Bueno, tampoco nos quejaremos si éstos se emplearon a fondo para momificarnos con todas esas tonadas mortecinas de su reciente Novus Lux Dominus.

Foto de Eduard Tuset.

Muy centrados en esparcir pestilencia con ciertos retazos de Incantation, de vez en cuando se levantaba un puño y se agradecía levemente la atención de la gente, pero la verdad es que, aunque son una banda de creación reciente, sus filas están plagadas de veteranos con pasado y presente en Profundis Tenebrarum, Devotion, Pestkraft o Whoredom. Buen arranque.

Había ganas de ver a Totengott por primera vez por estos lares y el recinto presenciaba ya un aspecto algo más digno. Con su estupendo The Abyss bajo el brazo, los asturianos nos acribillaron con esas canciones tan influenciadas por Celtic Frost. Al principio demasiado, incluso…

Foto de Eduard Tuset.

‘Doppelgänger II: The Abyss’ y sus más de 20 minutos fueron el perfecto colofón, una negra estocada capaz de partirte en dos con su seca agresión.

Su visita se saldó muy positivamente gracias a la actitud descarada de Nacho Void, un rockabilly de pura cepa, el conjuro con el que el encapuchado Chou Saavedra captó nuestra atención y un Jose Mora que, si no acabó demoliendo el edificio con esos hostiazos con los que maltrataba la batería, poco le faltó.

Por favor, hay que hacer algo con las luces de la pequeña de Razz. Anda que no habría ganado enteros el bolo de Totengott con una ambientación más trabajada y pro…

Foto de Eduard Tuset.

A parte del death metal old school nacional que más admiración está despertando en el extranjero hoy en día, humo, humo y más humo es lo que nos dieron Graveyard durante su descarga. Hubo quien se quejó de, literalmente, apenas poder verles las jetas, pero la verdad es que a mí este tipo de recursos me flipan. Yo he venido aquí a abstraerme de toda esa insufrible mugre humana que nos intenta joder en la vida diaria, así que no imagino una mejor forma de conseguirlo que ésa.

Foto de Eduard Tuset.

‘Winds Like Daggers’ fue la primera en atravesarnos y, entre interludios, fueron cayendo ‘To Earth And Death’ de su anterior trabajo …For Thine Is The Darkness, ‘Of Extant Cults And Living Terrors’ u otro acercamiento a su anterior disco con ‘The Mighty Columns Of Irem’.

Pese a la frialdad reinante ese sábado, acabamos rendidos a su causa, sumándonos a su perpetuo headbanging mientras Fiar, como ya es habitual, se encargaba de conectar con nosotros. Zaratozom de Survival Is Suicide fue invitado a subirse con ellos para compartir guturales al micro, quien a la postre les acompañará en su gira europea en sustitución del también frontman en Foscor.

Foto de Eduard Tuset.

‘With Fear And Thirst’ y un tremendo trallazo como ‘The Visitations Of The Great Old Ones’ pusieron la sala en ebullición. ‘Madre De La Noche’ fue otra de las incursiones a su nueva obra, y con la obligada ‘Blood Of Vengeace’ pusieron el punto final a un concierto, en mi opinión, demasiado corto para tratarse de una ocasión tan especial.

¿Sólo unos 40 minutos de show? Dado lo peligrosos que Graveyard resultan actualmente para nuestras cervicales, queremos una reválida, con la capital catalana respondiendo como se merecen y con ellos currándose en vivo ‘Hurled Unto Damnation’, si no es mucho pedir.

PAU NAVARRA