FECHA: 21 DE MARZO DE 2022
LUGAR: SALA RAZZMATAZZ (BARCELONA)
PROMOTORA: HOUSTON PARTY

En uno de esos efectos colaterales de la pandemia, los irlandeses Fontaines D.C. llegaron a nuestro país en la gira aplazada de su segundo disco, A Hero’s Death, cuando apenas queda un mes para que vayan a sacar el tercero.

A pesar de que lo propuesto por la banda hasta ahora me gusta, estoy lejos de considerarme un fan, así que acudí a Razzmatazz sin demasiadas expectativas, en parte también influenciado por quienes habían comentado que su anterior visita a la 2 de Apolo, en noviembre de 2019, había sido un pelín floja. Ese mismo día tocaban Berri Txarrak en la sala grande, así que no me arrepentí en absoluto por habérmelos perdido.

El caso es que sea porque la banda ha madurado, o porque quizá se toman más en serio su carrera, lo que presencié junto a 1.800 personas más (la cantidad de guiris presentes fue una señal de que estamos volviendo a la normalidad) sí estuvo a la altura de ese hype que les ha situado a la cabeza de la nueva ola del post punk.

Foto: Eric Altimis

Su música ya indica que estamos ante una banda sobria visualmente, pero en directo lo compensan de sobras con ímpetu e intensidad. No son apabullantes como Idles, pero la reacción que consiguieron del público con temas como la inicial ‘Televised Mind’, ‘Sha Sha Sha’ o la noisy ‘Too Real’ no estuvo tan lejos. Grian Chatten, pandereta en mano, sudó su camiseta ancha de Puma, y aunque a ratos desafina (en ‘Jackie Down The Line’ del próximo Skinty Fia no encontró el tono), lo compensa de sobras con actitud. Sin ir sobrado de carisma, sabe meterse en sus canciones cuando es necesario (‘I Don’t Belong’), pero también contactar con la gente para ponerla cachonda.

Las guitarras bien entretejidas por Carlos O’Connell y Conor Curley, sustentadas por el bajo impertérrito del aniñado Conor Deegan III, que apenas se movió medio metro de su posición, enlazaban a la perfección esos eslabones sonoros que parten de Joy Division, pasando por The Smiths, Stones Roses hasta llegar a The Libertines como resumieron la nueva ‘I Love You’ o la muy celebrada ‘Boys In The Better Land’.

Foto: Eric Altimis

Sin tener hitazos como los de The Strokes o Oasis, los dublineses ofrecieron el concierto que me he hubiera gustado ver de esas bandas cuando pasaron hace años por esta misma sala en circunstancias parecidas. No fue «histórico» como una eufórica conocida me comentó al salir, pero convencieron en la noche en que debían hacerlo.

JORDI MEYA

Artículo anteriorBauhaus publican su primera canción en 14 años: ‘Drink The New Wine’
Artículo siguienteMinistry nos visitarán en noviembre con The 69 Eyes y 3Teeth