FECHA: 17 DE MARZO DE 2019
LUGAR: RAZZMATAZZ 2 (BARCELONA)
PROMOTOR: MADNESS LIVE!

Si una marciano hubiese visto a Doro tocar en una sala Razzmatazz 2 casi hasta los topes en pleno 2019, o hubiese sabido que había agotado las entradas para su concierto en Madrid la noche antes, le costaría creer que el heavy metal tradicional lleva sin estar de moda desde hace 25 años. Todo ello es una prueba de la perseverancia y amor que la cantante alemana lleva cultivando en la escena metal desde hace casi cuatro décadas, aun teniendo muchos obstáculos en contra.

Doro primero tuvo éxito a principios de los 80 con la banda Warlock. En 1986 fue la primera mujer en liderar una banda el festival Monsters Of Rock en Donington, compartiendo escenario con leyendas como Ozzy Osbourne, Mötorhead, Def Leppard y
Scorpions. Doro es también una veterana del Wacken Open Air Festival, incluso escribió su himno ‘We Are The Metalheads’ para su 20 aniversario. Aunque en los 80 había otras mujeres en el mundo del hard rock como Lita Ford o Vixen, la actitud inconformista de Doro hizo que se ganara el respeto y la fidelidad de los fans, mientras otras artistas quedaban en un papel residual. Ella en cambio llegaba a España con un nuevo álbum Forever Warrior, Forever United, el decimoséptimo de su carrera, y una banda formada por Nick Douglas (bajo, teclados), Johnny Dee (batería), y los guitarristas Luca Princiotta y Bas Mass.

Con ellos arrancó con un viejo tema ‘Raise Your Fist In The Air’ que provocó que el público hiciera justo eso y levantara sus puños desde el primer momento. El setlist incluyó canciones nuevas como ‘Bastardos’, ‘Blood, Sweat And Rock ’n’ Roll’ o ‘All For Metal’, pero la mayoría se basó en himnos clásicos de Warlock como ‘Burning The Witches’, ‘I Rule The Ruins’, ‘Für Immer’, ‘East Meets West’, ‘Fight For Rock’, ‘Metal Tango’ y, por supuesto, ‘All We Are’, contando con el exguitarrista del grupo Tommy Bolan como invitado en algunos.  En honor a la primera vez que Doro actuó en España, como telonera de Judas Priest en 1986, también interpretaron una versión brutal de ‘Breaking The Law’.

A sus 54 años, Doro todavía sigue desprendiendo carisma, energía y positividad, como si siguiera viviendo su sueño con una constante sonrisa en su cara. Cuando la noche terminó vi a un par de niñas, sentadas a hombros de sus madres esperando a poder coger una púa del grupo. Quizá de aquí 10 años, sean ellas las que estén rockeando en el escenario.

NADIA NATARIO

Artículo anteriorMetallica volverán a reunirse con la Orquesta Sinfónica de San Francisco 20 años después
Artículo siguienteFrank Iero anuncia nuevo disco grabado por Steve Albini