Inicio Críticas de Discos CORPSEGRINDER – ‘Corpsegrinder’

CORPSEGRINDER – ‘Corpsegrinder’

Incitará al pogo al ser más hardcore que death.

Si de algo hemos gozado los occidentales durante la pandemia es de tiempo, y viendo el gilipollismo de muchos, incluso de demasiado.

También los hay que lo han aprovechado bien… Eso ha posibilitado que increíblemente Kirk Hammett vaya a publicar canciones fuera de Metallica, o que Jamey Jasta de Hatebreed lance su propio sello, Perseverance Music Group. Con él no sólo va a editar, sino que incluso ha coproducido junto a Nick Bellmore (Dee Snider, Kingdom Of Sorrow) el primer álbum en solitario de George ‘Corpsegrinder’ Fisher, titulado simplemente como Corpsegrinder.

Y en su caso, el Cannibal Corpse no tuvo suficiente con publicar un disco tan completo como Violence Unimagined el pasado año, que con la ayuda de dos exToxic Holocaust, el propio Nick Bellmore a la batería y su hermano Charlie a la guitarra y bajo, nos embiste ahora con su clásico chorrazo en estos diez cortes, en esta media hora larga.

A decir verdad, lo que parece haber hecho Corpsegrinder es recuperar su antiguo, pero muy antiguo proyecto llamado exactamente igual, y que ya operó del 89 al 95 con algunas demos. Además, tampoco es tan raro verlo fuera de Cannibal, que bien que venía de Monstrosity, o que le disfrutamos en Paths Of Possession o ese homónimo de Serpentine Dominion.

Entrando ya a analizar estas canciones, quizá lo que más les criticaría de inicio, precisamente, es la producción. Fui benévolo con esta problemática en el nuevo de Immolation, pero en serio, dos así de seguido ya es demasiado… Tíos, aquí falta grumo, esa batería igual le iría de lujo a un combo de deathcore, pero vosotros sois unos históricos… No jodamos con tanta pulcritud.

Pero luego avanza el trabajo y observas que, por mucho que te chirríe ese bajo al mil de ‘Defined By Your Demise’, lo cierto es que estamos ante un álbum estilísticamente diverso, por lo que su sonido no debería acotarse solamente a lo que se espera del death convencional.

Entonces, en ‘Acid Vat’, donde colabora su compañero Erik Rutan, es chocante escuchar a George entre un breakdownazo moderno, y lo mismo ocurre con ‘All Souls Get Torn’ tras ese inicio disparado de aires blackers. Y le sigue ‘Death Is The Only Key’, y ‘Crimson Proof’, también muy hardcores, y por supuesto, bastante devastadoras con Corpsegrinder al micro. ¡‘Devourer Of Souls’ la podrían haber firmado los mismísimos Hatebreed!

Es entretenido escuchar al voceras fuera de su parcela musical habitual, la última ‘Vaguely Human’ también contiene retazos black… Aunque lo que el álbum denota es que nuestro querido hombretón es incapaz de excretar cualquier otra cosa que no sea carnaza sanguinolenta a través de sus cuerdas vocales.

Un disco muy americano en todos los sentidos, que machaca, que incitará al pogo a muchos al ser más hardcore que death, pero que en cambio aportará poco a los que ya haga años que anden obsesionados con lo más puerco y malévolo del metal extremo.

PAU NAVARRA

Reseña
Corpsegrinder
6
Artículo anteriorPINPILINPUSSIES – ‘Hipocondría’
Artículo siguienteSUPERCHUNK – ‘Wild Loneliness’