Inicio Críticas de Discos CHASER – ‘Dreamers’

CHASER – ‘Dreamers’

Demuestran saberse al dedillo la receta del skate punk californiano.

Ocurre con relativa frecuencia que un nombre del que nunca antes habías oído hablar, de repente empieza a aparecer en tu radar a través de distintos canales. En el caso de Chaser, en las últimas semanas los seguidores más devotos del hardcore melódico parecen haberse puesto de acuerdo en señalar su reciente Dreamers como uno de los mejores tratados del estilo en lo que llevamos de curso. Así que había que comprobar cuanto había de cierto en dicha afirmación.

Para situarnos, esta formación del sur de California lleva ya dos décadas de trayectoria a sus espaldas, siendo el cantante Mike LeDonne quién se ha mantenido como único miembro permanente a lo largo de todo este tiempo. Con su anterior Sound The Sirens de 2018, parece que por fin empezaron a tener un poco de reconocimiento a tanto trabajo. Sin duda, estaban bien posicionados para subir algún que otro peldaño.

Musicalmente, apenas hace falta escuchar un par de temas para darse cuenta de que Chaser pertenecen a esa generación que creció en los 90 con un patinete debajo del brazo, el catálogo de Epitaph y Fat Wreck en un altar y tachando en el calendario los días que faltaban para que el Warped Tour pasase por su ciudad. A la que suena ‘Fight Of Our Lives’, tras la intro con el discurso de Charles Chaplin en El Gran Dictador (un recurso demasiado sobado ya a estas alturas, todo hay que decirlo), te haces a la idea de lo que se viene durante la siguiente media hora.

Con No Use For A Name (‘Good Times’, ‘Dreamers’, ‘Only Human’) y Pennywise (‘A New Direction’, ‘Something In The Water’, ‘The Ripper’) como máximos referentes, demuestran saberse al dedillo la receta para escribir una buena canción de skate punk californiano. Una batería a la velocidad de la luz, riffs incisivos de tres acordes, armonías vocales angelicales y unas letras desafiantes que apelan a superar las dificultades tantos sociales como personales. Un ABC del género en toda regla.

Y esa es la principal pega que se les puede achacar a Chaser: la falta de originalidad y las nulas intenciones de querer marcar diferencias respecto a otros contemporáneos como podrían ser Mute o Much The Same. En resumidas cuentas, algo más de ambición a la hora de destacar en un mercado sobre saturado.

Aún así, tampoco se puede decir ni mucho menos que Dreamers sea un mal trabajo dentro de lo que pretende, que no es otra cosa que seguir manteniendo viva la llama de ídolos como Tony Sly (el tributo que le rinden en la letra de ‘See You At The Show’ es lo más emocionante del álbum). Si eres acérrimo de alguna de las bandas mencionadas anteriormente, dale una oportunidad porque seguro que acabarás disfrutándolo.

GONZALO PUEBLA