Inicio Críticas de Discos BONDED – ‘Into Blackness’

BONDED – ‘Into Blackness’

No baja ni un momento el pie del acelerador.

Los alemanes Bonded llevan poco tiempo en activo (desde 2018, concretamente), pero para nada sus miembros, que tienen una larga trayectoria como componentes de grupos como Sodom o multitud de proyectos ubicados en la zona de Dortmund, de donde son la mayoría de ellos.

Liderados por Bernemann (guitarrista durante muchos años de Sodom) y el batería Markus Freiwald (también en esa banda, pero en una etapa más reciente), estos Bonded van de cara desde el primer minuto y en ningún momento esconden sus cartas. Aquí hemos venido a tocar thrash. Sin subterfugios. Sin aditivos.

Si ya el pasado año nos obsequiaron con su primer disco, Rest In Violence, que debido a la pandemia pasó sin pena ni gloria a pesar de ser un excelente debut, este año han aprovechado bien el confinamiento para volver a atacar con este segundo trabajo que sigue por los mismos derroteros y que no baja ni un momento el pie del acelerador.

Tras la breve intro ‘The Arsonist’ el primer impacto lo recibimos en toda la cara con un puñetazo como ‘Watch (While The World Burns)’. Toda una declaración de principios tanto en la música como en la letra. Le siguen ‘Lilith (Queen Of Blood)’, ‘The Holy Whore’ y ‘Division Of The Damned’, tres auténticos balazos que no te dejan respirar mientras tu cabeza se mueve sin parar.

En total, diez canciones que reflejan la tremenda calidad de cada uno de sus componentes, curtidos en mil batallas y en tropecientas bandas que dan consistencia y empaque a todo el sonido del grupo. Para rematar, un par de bonus tracks que no son ni mucho menos relleno y donde destaca la canción que cierra el disco, ‘Will To Survive’. El colofón final a un excelente álbum.

Estoy seguro que si no hubiese sido por los dos últimos años de mierda que nos ha tocado vivir, Bonded hubieran aparecido en más de un cartel de algún festival o como teloneros de una formación más consolidada, y a más de uno nos hubieran sorprendido muy gratamente. O sea, ¡que no les perdamos la pista!

KARLES SASTRE

Reseña
Bonded
8
Artículo anteriorLa joya del día – ‘Stay’
Artículo siguienteWOLFMOTHER – ‘Rock Out’