Inicio Críticas de Discos BARONESS – ‘Gold & Grey’

BARONESS – ‘Gold & Grey’

Abre la puerta a una nueva era.

Para bien o para mal, la marcha del guitarrista Peter Adams acabó por echar el cierre a una etapa de Baroness. Con John Baizley como alma indiscutible y único superviviente desde sus orígenes, el combo de Savannah llega a su quinto álbum con aires de renovación y dispuesto a dar carpetazo definitivo a su saga cromática.

Tras las incorporación de la nueva base rítmica formada por Nick Jost y Sebastian Thomson, la llegada ahora de la guitarrista Gina Gleason ha completado el lavado de cara a la plantilla. Desconozco cuánto peso habrán llegado a tener, ya que Baizley es quién maneja el timón compositivo del barco, pero está claro que Gold & Grey abre la puerta a una nueva era. Después del grito primario de supervivencia que fue Purple, Baroness recuperan el tono expansivo y progresivo de Yellow & Green. Al igual que aquél, sólo hace falta echar un vistazo al tracklist para darse cuenta de la ambición del proyecto.

En realidad el álbum cuenta casi con tantas canciones (en el sentido clásico del término), como esos interludios instrumentales tan suyos que sirven para ir uniendo cada una de ellas.

El problema es que son tantos que, en muchos momentos, acaban por ralentizar el ritmo narrativo de un trabajo que, unido a una producción excesivamente sucia y arenosa, suponen la gran losa del disco. Pero sería injusto destacar sólo sus puntos flacos, ya que también reúne motivos suficientes para seguir creyendo en ellos.

Su querencia metalera permanece presente en ‘Front Toward Enemy’, la alocada ‘Seasons’ y una ‘Throw Me An Anchor’ que es de lo más directo y accesible que encontraremos por aquí. Porque por lo general, lo que priman son las ambientaciones etéreas con puntuales arranques de destreza guitarrística, sobresaliendo cortes como ‘Tourniquet’, ‘I’m Already Gone’, una soberbia ‘Cold Blooded Angels’ o la marcianada a modo de clausura que es ‘Pale Sun’.

Y es que del mismo modo que las reconocibles ilustraciones de Baizley, con Gold & Grey uno debe tomar cierta distancia de los pequeños detalles para poder apreciar el cuadro en su totalidad, con sus virtudes y defectos.

GONZALO PUEBLA