Inicio Críticas de Discos BAEST – ‘Necro Sapiens’

BAEST – ‘Necro Sapiens’

Su problema es que todo suena excesivamente pulcro y calculado.

Durante las últimas semanas he pasado por raras fases de acercamiento y rechazo hacia lo nuevo de Baest. Recuerdo bien sus más que resultones dos primeros álbumes, pero fue ver la portada de Necro Sapiens y fruncir el ceño en señal de desaprobación.

¿Se habían pasado al deathcore? Aunque está currada (pero mucho), tanto colorido no me llamó la atención y no fue hasta que empezó ese creciente murmullo en redes y medios que me animé a enchufarme su tercer trabajo.

Elogios por doquier, de pronto Necro Sapiens parecía la quintaesencia del death, pero cuando me sometí a él, otra vez no encajamos.

No estamos ante una zarandaja, de hecho el problema es que todo suena excesivamente pulcro y calculado. Milimetrado en exceso, demasiado pensado, aunque por supuesto Necro Sapiens también tiene puntos fuertes, faltaría más.

Para empezar, el gutural de Simon Olsen mola cantidad. Es profundo y sugerente, y su dicción es extrañamente clara. Luego, debes rendirte al headbanging en temas como la propia ‘Necro Sapiens’, ‘Towers Of Suffocation’ o esa andanada de puñetazos en la mesa que es la final ‘Sea Of Vomit’. ‘Abattoir’ les ha quedado niquelada y tocan de la hostia, salta a la vista.

En la nota de prensa no se cansan de intentar vincular a los daneses con lo más clásico de la vieja escuela, pero yo opino que no van por ahí los tiros. Por momentos Baest petan aquí como unos Amon Amarth mucho más brutotes y técnicos (es lo que tiene la sobreproducción), con semejanzas con Bloodbath y ya no digamos con The Black Dahlia Murder en las partes más rápidas y melódicas, así como también cuando sacan su rollo más machaca.

Presentan algunas reminiscencias de Death y sobre todo de Immolation en el riffeo en cierta parte de ‘Czar’ y ‘Purification Through Mutilation’, eso sí que se lo permito.

No sé, si tantas ganas se tiene de aplaudir hasta con las orejas a una banda de death metal que lleve relativamente poco y ya haya publicado tres álbumes, ¿qué tal Of Feather And Bone?

PAU NAVARRA