Hasta el tipo menos interesado en el rock and roll sabría reconocer la icónica figura de Angus Young vestido de colegial con su SG a cuestas haciendo el duck walk. Pero el menor de los Young no ha sido el único dentro de AC/DC con afición por disfrazarse.

En una de sus primeras apariciones para la televisión australiana, el carismático Bon Scott no dudó en travestirse para interpretar la pieza clásica de blues “Baby, Please Don’t Go’. La actuación, además de mostrar la energía electrizante que siempre les ha caracterizado, es una de las más divertidas y entrañables de toda su historia.