Inicio Críticas de Discos AKERBELTZ – ‘Merciless’

AKERBELTZ – ‘Merciless’

Take no prisioners, y que arda el mundo.

Cinco años después de la publicación de su anterior disco Satànic, Akerbeltz vuelve con otro ritual de unholy black metal como lleva haciendo desde 1996.

Con Merciless, Akerbeltz consigue una producción mejor que nunca gracias a su compañero de banda en Körgull The Exterminator, Javi Félez, y sus Moontower Studios, pero manteniendo la crudeza old school del sonido que siempre ha caracterizado su black tradicional.

Arranca Merciless con ‘Above The Darkness’, que tras una breve intro, unos redobles que piden guerra marchan incesantes hacia la oscuridad. Tras la primera escucha podríamos decir que ‘estas guitarras matan’, como se marcarían en ‘Forjado A Fuego’ tras una prueba de trocear oídos. Hasta este tema en concreto, nunca había encontrado en Akerbeltz una cierta similitud en la manera y estilo de blasfemar de Mortuus en Funeral Mist.

Rápido y cortante como un giallo del maestro Bava empieza ‘Kingdom Of Terror’. Incesante y martilleante, puro black metal, sin concesiones ni innovaciones. Su compañera de armas en Körgull The Exterminator, Lilith, tomará las riendas vocales en ‘End At The Gallows’ para desplegar un auténtico himno black thrash rompenucas. Luego, ‘Rejected From The Vortex’ se va acelerando por momentos hasta eclosionar en furia y caos en el tema más corto, pero intenso de Merciless.

‘Bearers Of The Light’, como su antecesora, no da tregua, va a piñón fijo, con algún medio tiempo sólo para recargar de munición su arma contra la humanidad, y ‘Everyone Else’s Extinction’ se erige ‘mayhémica’ en sus primeras melodías, poniendo de manifiesto que el nihilismo y la misantropía son las banderas a las que Akerbeltz rinde pleitesía. Take no prisioners, y que arda el mundo.

La producción áspera de las guitarras con teclados épicos de fondo a lo Bathory y la melodía ‘Blashyrkh’ de Immortal que al empezar a blasfemar en ‘Litanies Of The Restless’ se respira la convierten en el tema más atmosférico del álbum.

‘The Fall’ es una prueba de músculo tras los parches, rápido, más rápido, ultra rápido. El tema con más variaciones pero con una determinación de puño de acero. Y finalmente, ‘Zozo Demon’, donde cabalgadas a medio tiempos azotan en la sien y encontramos un punteo como colofón.

SANTA

Reseña
Akerbeltz
7
Artículo anteriorThe Smile ponen fecha a su debut
Artículo siguienteLa joya del día – ‘Honey’