Inicio Críticas de Discos ACID MESS – ‘Sangre De Otros Mundos’

ACID MESS – ‘Sangre De Otros Mundos’

Han multiplicado sus posibilidades hasta el infinito.

Permanecer en silencio durante cinco años es una verdadera losa difícil de levantar para cualquier banda. Más aún cuando en el pasado has demostrado una hirviente creatividad como es el caso de Acid Mess.

Desde sus comienzos, los asturianos se han caracterizado por ofrecer una entrega anual mostrando siempre una evidente progresión que culminó en II, editado en el ya lejano 2015. Es por ello que, aunque han mantenido su actividad en directo, empezábamos a dudar de si en algún momento volveríamos a tener noticias sobre nueva música. Pues bien, ya no es solo que Acid Mess hayan vuelto con un gran álbum como Sangre De Otros Mundos, sino que el resultado supera cualquier expectativa por alta que esta pudiera ser.

Como ya viene siendo habitual, es el sello andaluz Spinda Records quien se ha encargado de hacernos llegar el que sin duda va a ser el disco del año dentro de nuestras fronteras en lo que ha sonidos progresivos se refiere.

Sé que dicha afirmación puede sonar atrevida de primeras, pero cuando te encuentras ante la macedonia estilística que conforman estas siete nuevas canciones, no queda más remedio que rendirse ante la evidencia. Los de Oviedo ya contaban con una buena base, pero con el fichaje de Juan Villamil en la demarcación de teclista, el ahora cuarteto ha multiplicado sus posibilidades hasta el infinito convirtiendo cada pieza en una aventura donde siempre te aguarda una sorpresa inesperada a la vuelta de la esquina.

Nos da la bienvenida ‘El Reflejo De Su Piel’ con unos acordes tétricos secundados por un línea de sintetizador y una melodía que parece sacada de una peli de terror. Así sigue durante cuatro minutos hasta que de repente la canción estalla y del negro pasamos a un mundo repleto de colores y electricidad a base de palmas y cantes flamencos. Un tema que los míticos Viaje A 800 podrían haber firmado sin problemas.

Las buenas sensaciones continúan en ‘Fuego Al Templo’, donde su rock caleidoscópico empieza a fundirse con cadencias latinas que pueden recordarnos a unos The Mars Volta en pleno viaje de LSD. ‘Hechicera’ hace ese salto de charco todavía más obvio con nueve minutos de jam absolutamente brillantes donde el espíritu del mejor Santana flota constantemente.

Tampoco se olvidan de sus tiernos inicios y en ‘Futuro Sin Color’ abrazan con fuerza el punk garagero antes de sumergirnos en otro pasaje de sonoridades étnicas. ‘Salvaje Historia’ vuelve a retomar esa influencia prestada del rock andaluz, mientras que ‘Hijos Del Sol’ se presenta como un cruce imposible de teclados ochenteros, kraut rock y rabia grunge. Con ‘Infierno Gris’ echan el cierre a modo de nana psicotrópica rematada con una buena ración de fuzz.

Sangre De Otros Mundos hace honor a su nombre atreviéndose a jugar sin miedo con todo tipo de estilos, ya sean propios o ajenos, para darnos una obra fresca e innovadora. Ojalá todos los grupos fuesen capaces regresar con su mejor disco tras tanto tiempo en la sombra.

GONZALO PUEBLA